Friday, April 25, 2008

Privilegios de ser mamá

Cuando yo era mas chica, en casa de mis papás habia ciertas "reglas" q al romperse, desataban las mas apasionadas acusaciones sin importar edades, jerarquias o cariños. Tan rápido como uno acusaba al delincuente, el resto de la familia lanzaba miradas reprobatorias, y se oian cosas como: "Ay siii noooo?", y la famosa frase acuñada no recuerdo si x mi padre o mi hermano de: "y tu de q privilegios gozaaaaaaaas??".

¿Qué malvada acción disparaba estas justicieras medidas? Pretty simple. En casa de mis padres no podias leer en la mesa. Not for breakfast, lunch, dinner, supper. La hora de la comida era la unica hora en la q no cabian los libros. Y miren q en mi casa habia bastantes!! Y las revistas!!! Y el problema no es ese. La situación es de q si estabas leyendo un buen libro, pues qué mejor q acompañarlo de rica comida, no? Pues no. En casa de los Buendias no funcionaba así.

A mucha gente no le gusta comer sola y es muy respetable ese sentir. Para mi comer sola, solo queria decir una cosa: Puedes leer y comer sopa al mismo tiempo y nadie te va a estar diciendo nada!!! Hossana en el cielo! De ahi, q para mi comer sola es sinonimo de placer y de tener momentos para mi...

Y claro, pasan los años, y hoy q creen q hice?? Pues es viernes, la enanis no tuvo clases y su estomago no apetecia comida a las 4 de la tarde q yo ya estaba toda hipoglucemica, y pues, ¿para q fregados es la mamá una, sino para decidir q se hace y qué no en una casa?? Despues de asegurarme como x quinta vez q efectivamente mi hija no queria comer, me servi mi plato, puse mi lugar en la mesa y corri x mi libro de Mastretta. Y con su permiso.............

Pasaron los capitulos y nadie...dijo..... nada.
El gato ronronea

5 comments:

Angel said...

Bien por ti! Aca tambien los desayunos y las comidas cuando no esta Grace suelen ser acompañados por el Sr. Eco o el libro "du jour".

Y si, pocas cosas le ganan a una buena comida junto con unas buenas letras ;)

Orfeo said...

1o.Te comes lo que cocinó mamá Y no olvides dar las gracias y "que rico estaba mamá" ó 2o. Descendía la espada destructora, el fatídico y demoledor: "si no te gusta, allá a la vuelta esta la cocina de la Esposa de Dn. Armando. Gulp....
Un beso lleno de recuerdos.
Morsito The One

Mauricio Monroy said...

Espero que tu hija ya se encuentre mucho mejor.

Oooosh...Pobrecita Mel comiendo su sopita tan solita. Perdon pero imagenes de "Remi-momentos" pasaron ante mis ojos, yo se que estabas feliz, pero no lo pude evitar.

Me da gusto que te estuviera acompañando un buen librito y que te pasaras a modalidad "Dictadora de republica bananaera" y decidieras hacer las reglas a tu modo y para tu beneficio.

El mundo necesita mas lideres como tu.

Saludos.

El Porfirista "Capi" Futuro.

Ge0rgi said...

se l cumpli su sueño jaja

Viquen said...

hola, que bueno que alguien más disfruta comer sola + acompañada de un buen libro.
en mi casa lo mas que podiamos hacer era ver la tele mientras comiamos, siempre y cuando fuera el noticiero o la novela interesantísima que quería ver mi papa.
en mi fin, good 4 U :)